viernes, 4 de junio de 2021

viernes, 28 de mayo de 2021

Mañana haremos una fiesta...

 

mañana haremos una fiesta…

para cuando vuelvan los ausentes…

para cuando la luna…ya no sea…luna nueva…

para cuando la lluvia…venga sin avisar…

 

mañana haremos una fiesta…

para cuando tu mirada se encuentre con

mis pupilas opacas, marrones…cansadas de tanto

mirar sin ver…

 

mañana  haremos una fiesta …

para cuando vengas y me abraces

largo rato…y ya …no quiera irme a ningún tiempo, ni ningún lugar….

mañana haremos una fiesta…

en el bosque…en la cabaña…tras la niebla, el sol…

contigo… conmigo….

 

mañana haremos una fiesta…

cuando el corazón  regrese de los lugares

en los que se perdió….

 

mañana haremos una fiesta…

con música…. con atardeceres…

con estrellas como luces en el camino…

para que vengas

y te quedes

y me quieras

y no te vuelvas a ir…

… no te vuelvas a ir…

sin mí…

 

mañana haremos una fiesta…

para cuando las aspas de los molinos

giren suaves, acompasadas…tras los pasos

del caminante, que llega para la bienvenida…

 

mañana haremos una fiesta

mañana

hoy no

 

águeda dabor

 

 

 

 

 

 

 

 

viernes, 21 de mayo de 2021

días...

 días

en los que se estruja el corazón

bajo una lluvia

que nombra todos los olvidos

días

que también llueve fuera

días solitarios y tristes

melancólicos

 (solo el abrazo ausente

volvería el corazón a su lugar...)

águeda dabor




viernes, 7 de mayo de 2021

Que los bienvenidos vengan...

 

dar la bienvenida

a los bienvenidos...

y que los bienvenidos

vengan

 

escuchar

las más bellas canciones

de amor

con el amor hecho persona

 

desarmar

las valijas

volver del viaje

para quedarse

no cargar más el

pesado equipaje

de la insalvable distancia

 

ser reflejo

en tu espejo

ser llama (yo)

en tu corazón

encendido

que al fuego no lo apague

ninguna ausencia

 

que vengas y te quedes

sin rogarte

sin plegarias

que sea un amor ateo o agnóstico

sin que tenga que mediar la presencia

de un incómodo dios injustamente justiciero

 

que el pecado no sea amarte

y que la rendención sea tu abrazo prolongado y sincero

 

que el poema no se escriba con el corazón sangrante

lastimado de soledad

 

que la poesía no sea lamento absurdo

de pequeñas desilusiones cotidianas

 

que este desastre que es mi vida

sea una nueva canción

que no te nombre

 

que la distancia

se salve

y si, de todos modos, se instala

que no me duela

que sea la letra

de una nueva buena melodía

 

que si no eres el bienvenido de esta vida tampoco lo seas en las otras

 

que el desamor definitivamente te mate

y yo te despida con el mejor de los recuerdos

 

que si ya eres recuerdo

yo te olvide

ahora

y no vivas un solo segundo más en esta espera inútil e interminable

 

que me cure el adiós

 

que la herida ya sea cicatriz

 

que el cansancio sea físico y se repare con el sueño

 

que no sea del alma que se rompe con tu silencio

 

que si armas las maletas no te lleves mis ilusiones

y que si vuelves no devuelvas cariño donde hubo pasión

que si el viaje te aleja

que te vayas lejos bien lejos y yo me olvide de la cercanía

que ensayamos y no resultó

 

que yo no escriba más

una sola línea que te nombre

 

dar la bienvenida

a los bienvenidos

y que los bienvenidos

vengan

 

águeda dabor