viernes, 29 de mayo de 2020

A nuestra edad...


Descubrirnos, a nuestra edad,
el corazón adolescente...
la mirada profunda...
que mira el alma...
no haberlo conocido antes…
sabernos presentes...
en el presente...

descubrirnos, a nuestra edad,
que la aventura de amar....
empieza....
sin prisa alguna...
con las pausas obligadas...
de una realidad que se convierte en sueño cumplido...
sueño cumplido...impregnado de realidad...

descubrirnos, a nuestra edad,
que ser lento...nos lleva rápido a donde queremos ir...
que reconocer y aceptar...
los límites...es la verdadera aventura....
que lo clandestino...se convierte en legal...
que la piel...no empieza en el tacto...
que el abrazo permanece en la distancia
que nos une...

descubrirnos, a nuestra edad,
que esa canción...
la hicimos nuestra cambiándole la letra...
que inventar palabras...
cualquiera inventa...

descubrirnos, a nuestra edad,
que éramos caprichosos, celosos, miedosos...
como eran los enamorados...
de las historias de amor que otros vivían...

descubrirnos, a nuestra edad,
que "te amo" ...no es ni más ni menos...
que "te quiero mucho"...

descubrirnos, a nuestra edad,
que el tiempo ha pasado...
lo suficiente...
para coincidir...
en lo que nos ha faltado...
y ya no tendremos...

descubrirnos, a nuestra edad,
que es posible...
caminar de a dos...por separado...

descubrirnos, a nuestra edad,
que lo imposible...sí existe...
pero que lo improbable
se convirtió en pequeños momentos posibles...

descubrirnos, a nuestra edad,
que podemos jugar seriamente...
hasta pelearnos por ganar...
y que la victoria..
es reírnos juntos a carcajadas...
en una madrugada compartida....
de silencios que hablan ...

descubrirnos, a nuestra edad,
que el rompecabezas nunca se completará...
pero que las piezas sueltas...
nos sirvió para encontrarnos...

descubrirnos, a nuestra edad,
que la luna siempre estuvo allí...
que se escuchaban pasos...
de alguien que venía...
 descubrirnos, a nuestra edad,
que podemos mirarnos cuando cerramos los ojos...
que la osadía mayor...
es confesar nuestros miedos...

descubrirnos, a nuestra edad,
que entre los dos...sumamos más de cien...
y que la cuenta empieza recién...

descubrirnos....

águeda dabor - poema dedicado


sábado, 16 de mayo de 2020

Corazón que se escinde
Que quiere soltar
Pero quiere ése amor
Y no otro….
Verás que esta mujer que escribe
Versos de ausencias
Pronto cambiará su aspecto personal
Verás el pelo encanecido
Y dirás, que no soy la misma...
-Mentiras… (diré)…
Será tu logro personal que ya no te nombre mi poesía
(Será verdad la mentira de olvidarte)
Corazón que se escinde
Que quiere soltar
Pero quiere ése amor
Y no otro….
Entonces no te nombraré
No lo diré
No lo publicaré
No lo leerás
Tranquilo será ese camino del olvido
Mentiroso transitar por una vereda falsa
Donde no me encontrarás,
No porque no esté
No me haré ver, con este pelo encanecido
Para que creas la mentira del olvido
Al fin y al cabo
No le mentiré a mi corazón
Como te miento a ti….
águeda dabor

domingo, 5 de abril de 2020

Faltas... y eso es todo...

Un puñado
De días
De mi vida
Tendrán
Que convertirse
En nebulosa
Pasado
Recuerdo
No pueden
Ser
Más que olvido
Un puñado
De mis días
Ésos
Que viví
Contigo
Que
Este presente
Me salve
De esos días
Imposibles
Quiero
Un futuro
De días dignos
Para cambiar
De pasado
Cuando ya no estés
Por que faltas
Siempre
Faltas
Y yo cubro tu ausencia
Con versos inventados
Que acarician
Una rima
Mentirosa
De reflejos falsos
Faltas
Y eso es todo

viernes, 3 de abril de 2020

En el cenit
De la duda
Más grande
Que haya tenido
Quién abandonó los sueños primero?
Tú...que no me amas?..
O... yo...que no me quiero?
Beberé la medicina del olvido para reparar mi alma hecha añicos
Volveré al atardecer
A buscar cada uno de los pedazos dispersos
Por el estallido de tu abandono
Resiliente y terca
Sabré el camino por donde no volver
Buscaré otra luna...otro cielo
Y me tragaré las palabras que te nombran
Ganaré esta batalla que cada día libro conmigo
Me levantaré erguida
Soberana...reina única de mi propio camino
Y
De vez en cuando
Muy de vez en cuando
Pronunciaré mi nombre
Para no olvidarme
Que tengo identidad propia
A pesar que has dejado de nombrarme...    Águeda Dabor



viernes, 26 de julio de 2019

enésimo
fallido
intento de olvido...


entonces...


te  quedas   pero  en  silencio


(bastante
tengo con mi corazón
que me pide a gritos
que vuelvas)


águeda dabor


domingo, 26 de noviembre de 2017

dar la bienvenida



dar la bienvenida
a los bienvenidos...
y que los bienvenidos
vengan
escuchar
las más bellas canciones
de amor
con el amor hecho persona
desarmar
las valijas
volver del viaje
para quedarse
no cargar más el
pesado equipaje
de la insalvable distancia
ser reflejo
en tu espejo
ser llama (yo)
en tu corazón
encendido
que al fuego no lo apague
ninguna ausencia
que vengas y te quedes
sin rogarte
sin plegarias
que sea un amor ateo o agnóstico
sin que tenga que mediar la presencia
de un incómodo dios injustamente justiciero
que el pecado no sea amarte
y que la rendención sea tu abrazo prolongado y sincero
que el poema no se escriba con el corazón sangrante
lastimado de soledad
que la poesía no sea lamento absurdo
de pequeñas desilusiones cotidianas
que este desastre que es mi vida
sea una nueva canción
que no te nombre
que la distancia
se salve
y si, de todos modos, se instala
que no me duela
que sea la letra
de una nueva buena melodía
que si no eres el bienvenido de esta vida tampoco lo seas en las otras
que el desamor definitivamente te mate y yo te despida con el mejor de los recuerdos
que si ya eres recuerdo
yo te olvide
ahora
y no vivas un solo segundo más en esta espera inútil e interminable
que me cure el adiós
que la herida ya sea cicatriz
que el cansancio sea físico y se repare con el sueño
que no sea del alma que se rompe con tu silencio
que si armas las maletas no te lleves mis ilusiones
y que si vuelves no devuelvas cariño donde hubo pasión
que si el viaje te aleja
que te vayas lejos bien lejos y yo me olvide de la cercanía que ensayamos y no resultó
que yo no escriba más
una sola línea que te nombre
dar la bienvenida
a los bienvenidos
y que los bienvenidos
vengan

águeda dabor
(es invierno en mi corazón)

martes, 29 de diciembre de 2015

una niña moribunda morirá (la confesión de dara)

entre mi pesar melancólico...
mi poca perspectiva personal...
mi falta de mirada más allá de mis
tremendos pequeños dramas existenciales…
me acostumbré a sufrir...
porque...
es gratis
es fácil
ha sido siempre así
me sentía cómoda
me salen mejor los versos
y permanezco dentro del termis
distinto es levantarse sintiendo que
tienes el corazón lleno de amor y a la vez
tienes la posibilidad de decir “te quiero” 
genuina
y honradamente y que te respondan: 
"yo también..."
ese amar por amar…
sin ningún tipo de
moneda oficial a cambio
sin condiciones
en la libertad absoluta de amar porque sí
ese dejar ir...
ese soltar...
me ha hecho mirar diferente respecto de las falsas
expectativas personales que
uno pone en una relación que le importa de verdad
la paz de un amor en libertad
es una sensación de bienestar inconmensurable
necesitaba un amor en paz
necesitaba sentirme libre para amar
necesitaba saber que un amor loco...
no, necesariamente ,es un amor ruidoso...
es encontrar en el silencio la mirada que te mira
no creas que ese recordatorio, que reitero a diario,
“déjalo ir” ,
“suelta” es solo un adorno en el relato porque queda bien 
y es tendencia actual en las relaciones que parece que funcionan...
no es tan simple
es leerme en las letras que me encontré
es mirarme en el espejo que toda la vida me dio la espalda
es repetirme a mí misma que me merezco que me quieran
sin el soborno de la presencia o el abrazo urgente
solo eso...
en pleno aprendizaje de un diálogo interior profundo,
sostenido, difícil, me permito este sentir que me describe como soy
insegura
temrosa
apasionada
terca
pero aguerrida cuando me propongo cambiar lo que se necesita cambiar...
aunque me lleve el resto que me queda de vida...
aunque no lo logre nunca...
aunque me equivoque...aunque lo logre...
nunca voy a dejar que esta niña moribunda
que me ha sobrevivido siga
adulando mis tristezas mas profundas
y opacando y oscureciendo
lo que tiene luz y se intensifica
el próximo paso es matar a esa niña 
que me ha dominado
y renacer
aunque escriba versos de melancolía y nostalgia
y me lea en letras propias o ajenas
que algo debo haber hecho distinto que esta vez...funcionó...

Luca y Dara
En el acantilado
Águeda Dabor