viernes, 14 de octubre de 2022

Como mamushkas que me habitan

como mamushkas que me habitan

me descubro cada vez

en cada intento de suicidio de sueños imposibles

duelen las distancias y los silencios

se duelan las distancias y los silencios

resulta que ahora

soy alguien a quien le regalan tés saborizados

comencé a prácticar el yoga

y sigo caminando hacia ningún lugar por que dicen que es saludable...


saludable sería encontrarte a la vuelta de la esquina

y que me abraces como tantas mamushkas me habiten

y vengas a casa a tomar uno de mis tés saborizados

el más rico...


pero no olvido que

se duelan las distancias y los silencios

para que 


mueran del todo los sueños que no se cumplen

por que ésos también existen

y mueren en el intento de ser...


como me pasa a mí

cuando desnuda y con mucho frío, abrazo la nada

frente a un espejo vacío

lleno de recuerdos


cierto...

se duelan las distancias y los silencios

para sepultarlos del todo

y queden en un ayer que no sobrevivió a este presente esperado


se duelan las distancias y los silencios

mientras escribo versos de despedida

que nadie leerá

salvo, que tengan el corazón roto

y se beban un tecito saborizado

tibio y dulce

mientras 

se duelan las distancias y los silencios


águeda dabor


No hay comentarios:

Publicar un comentario